Rietmann, los orígenes

En el año 2015 empezamos nuestro camino en el mundo de la panadería. Muy pronto descubrimos una necesidad en este sector.

El cliente nos pedía, cada vez más, productos bajos en carbohidratos, proteínas e incluso sin azúcar.

A pesar de sentir que íbamos contra la marea, decidimos dar respuesta a esta necesidad.

Por qué somos así, somos soñadores y el mundo es de los imaginan y consiguen aquello que, a priori, no parece posible.

Nos pusimos la premisa de utilizar ingredientes de la más alta calidad, no transgénicos y hacer que tenga el mejor sabor y el carbohidrato más bajo posible.